Quienes somos

La asociación Liana es el cruce de caminos de tres psicólogos.

Podríamos decir que:

Uno llegó a este cruce removido por la fría estadística:

El suicidio es un grave problema de salud pública. Hay más personas que mueren por suicidio que por conflictos armados. La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que cada tres segundos hay una persona intentando suicidarse, y cada minuto hay alguien que lo consuma.

En España, el suicidio es la principal causa de muerte no natural. Causa el doble de muertes que por accidentes de tráfico, 13 veces más que por homicidio, 80 veces más que por violencia de género y, tras los tumores, es la primera causa de muerte en la juventud española (15 a 34 años).

Según datos publicados en el INE (Instituto Nacional de Estadística), el suicidio, en España, se mantuvo como la primera causa de muerte externa en 2018 con 3.539 fallecimientos. Lo que supone la triste media de 10 personas muertas al día o, lo que es lo mismo, una muerte cada dos horas y media.

Con estos datos, la prevención del suicidio se ha convertido en un reto de salud que nos incumbe a todos.

Otro, tras evidenciar que en Aragón no había ningún recurso psicológico especializado en suicidio.

¿Dónde derivar? ¿Qué hacer?

Y el último, conmovido por el sufrimiento que lleva a una persona a querer suicidarse; y por la desolación que deja tras de sí un suicidio.

¿Cómo poder ayudar? ¿cómo poder ser útil?

Pero, la verdad es que en los tres estaba todo esto y más.

¿Por qué el nombre de Liana?

Porque cuando estás cayendo hacia no sé sabe dónde, necesitamos lianas a las que sujetarnos o que nos sujeten.

A veces solo hace falta una para crear un movimiento pendular que nos lleve a otro sitio; otras, muchas más.

Esta asociación se gesta y alumbra para ser una de esas lianas.